Büyükelçi Ferda Akkerman'ın 09.07.2015 tarihinde Inca Garcilaso de la Vega Universitesi Dış Ticaret ve Uluslararası İlişkiler Fakültesi öğrencilerine Türkiye´nin ekonomik potansiyeli ve Türkiye-Peru ilişkilerini konu alan sunumunda yapmış olduğu konuşma metni.

Ferda Akkerman 09.07.2015
"Distinguidos invitados y
Estimados estudiantes,

Estoy feliz de estar aquí entre ustedes hoy día. Es realmente un placer para mí dirigirme a tan distinguida audiencia. Me gustaría extender mi gratitud a las autoridades de la Universidad Inca Garcilaso de la Vega por eso.

Como Embajador de Turquía en Perú, compartiré con mucho gusto con ustedes mis puntos de vista con respecto al desempeño de la economía turca en los años recientes, las relaciones comerciales turco-peruanas y el marco legal necesario para fortalecer las relaciones bilaterales económicas y comerciales.

Me gustaría empezar con una breve descripción de las perspectivas económicas de Turquía.

Turquía está situada en Anatolia y los Balcanes, bordeando el Mar Negro entre Bulgaria y Georgia y bordeando los mares Egeo y Mediterráneo entre Grecia y Siria. Turquía está estratégicamente localizada en la encrucijada de tres continentes: Europa, Asia y África. Tradicionalmente, Turquía ha sido considerada un país importante debido a su ubicación geográfica, la cual le proporciona fácil acceso a regiones estratégicamente importantes y a los principales recursos energéticos.

Turquía está geográficamente localizada cerca al 71.8% de la más grande reserva comprobada de gas y al 72.7% de la más grande reserva de petróleo del mundo, específicamente aquellas zonas localizadas en Medio Oriente y la cuenca del Caspio. Además, forma un puente natural de energía entre los países productores y los mercados de consumo y se erige como un país clave para garantizar la seguridad energética mediante la diversificación de las fuentes de suministro y las rutas cuyas consideraciones han ganado una mayor importancia en la Europa de hoy.

Los principales proyectos de ductos ya realizados y otros en construcción están mejorando el rol de Turquía como un importante país de tránsito en el eje de energía en Eurasia y un centro de energía en la región. Con este propósito, Turquía ha concentrado sus esfuerzos para transportar el petróleo de la región del Caspio y las reservas de gas de los mercados occidentales con la construcción del Corredor de Energía Este-Oeste, denominada, con frecuencia, como la Ruta de la Seda del siglo XXI (21°). Los proyectos de ductos que unen el Cáucaso y Asia Central con Europa serán esenciales para la integración de la región con Occidente. Tuberías seguras y comercialmente rentables ayudarán a traer estabilidad y prosperidad a la región.

Por otra parte, como un país Musulmán moderno; culturalmente, Turquía se erige como un puente entre Occidente y el mundo Musulmán. La importancia convencional atribuida al valor estratégico de Turquía se hizo más visible tras los acontecimientos del 11 de septiembre y en consecuencia Turquía empezó a recibir gran interés. Tenemos la ventaja de nuestra posición geográfica y lazos históricos y culturales cercanos con países de la región. Los empresarios turcos canalizan esas ventajas construyendo relaciones comerciales.

Después de una breve información sobre la geografía y la importancia estratégica de Turquía, permítanme regresar al tema del desempeño de la economía. Todos somos conscientes del impacto de la crisis financiera del 2008. Alrededor del mundo, las bolsas de valores cayeron, las grandes instituciones financieras colapsaron o desaparecieron, y los gobiernos, aún en las naciones más ricas, tuvieron que recurrir a paquetes de rescate para salvar sus sistemas financieros. Han pasado 7 años desde la crisis y a pesar de las medidas adoptadas, para hacer frente a los desafíos y para reactivar el crecimiento, aún no hemos podido ver una recuperación rápida y sostenida.

En cuanto al nivel del país, observamos una convergencia en las tasas de crecimiento de las economías de los mercados avanzados y emergentes. Las señales más recientes mostradas por las economías avanzadas tales como EEUU, el Reino Unido, la Eurozona y Japón incentivan, tras el anuncio de estímulo monetario adicional y con la ayuda de menores precios de las materias primas; las expectativas de crecimiento que se han elevado. Sin embargo, en las economías emergentes; la imagen es mixta. Algunas economías están creciendo con fuerza mientras que el crecimiento en otras es bajo.

Turquía experimentó su crisis financiera en 2001. Tras la terrible crisis, Turquía realizó importantes reformas estructurales que le permitieron mejorar el sistema financiero. Como mercado emergente, la economía turca ha mostrado un rendimiento notable con su crecimiento constante desde el año 2001. Por lo tanto, Turquía ha sido relativamente menos afectada por la crisis mundial. Las lecciones aprendidas de la crisis anterior hacen de Turquía más resistente a la crisis financiera mundial actual. La estrategia macroeconómica, las políticas fiscales prudentes, las reformas estructurales en la gestión financiera pública, el sector bancario y el sistema de seguridad social allanaron el camino para que la economía turca se convierta en una de las de más rápido crecimiento en el mundo.

La economía turca creció un 5% en promedio entre 2003 y 2014 y ha estado creciendo durante 20 trimestres consecutivos. Turquía ha logrado mantener un crecimiento económico sostenible en 2014, a pesar de la turbulenta perspectiva política y económica entre sus vecinos. Según la OCDE, se espera que Turquía sea una de las economías de más rápido crecimiento entre los miembros de OECD (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) durante 2014-2016, con una tasa anual de crecimiento de 3.6 por ciento.

Nuestro nivel de PBI se incrementó desde USD 305 mil millones en 2003 a USD 800 mil millones en 2014. El PBI per cápita se elevó desde US 4.565 a USD 10 404 en el periodo indicado. Turquía se convirtió en un país de renta media-alta en 2004 y triplicó el ingreso per cápita en Dólares Americanos en comparación con 2003. La paridad del poder adquisitivo ajustado al ingreso per cápita es más de 19.000 Dólares según la OCDE. Con este desempeño, Turquía es uno de los motores de crecimiento del nuevo sistema mundial multipolar emergente.

Las mejoras visibles en la economía turca también han impulsado el comercio exterior. En 2014, las exportaciones de Turquía alcanzaron un máximo histórico llegado aproximadamente a 157,6 mil millones de Dólares, con un incremento del 4 por ciento en comparación al 2013. Para darles una mejor idea del progreso, déjenme mencionar que el monto de las exportaciones pasó de 47 mil millones de Dólares en 2003 a 157.6 mil millones el año pasado. De acuerdo con el crecimiento en la exportación, las importaciones turcas y el volumen total de comercio exterior también crecieron significativamente en los últimos diez años. El monto de importación total de Turquía fue de 242.2 mil millones en 2014 en comparación con los 69 mil millones en 2003.

Turquía se ha convertido en un fabricante, un país productor a gran escala de una amplia gama de productos industriales. Turquía exporta a más de 200 países y cuenta con un volumen de comercio exterior de alrededor de 400 mil millones de Dólares. Dos terceras partes de las exportaciones turcas tienen como destino a países industriales avanzados de la Unión Europea, América del Norte y la OCDE. Turquía es uno de los principales socios comerciales de la Unión Europea. Mientras que Turquía ocupa el séptimo (7mo) lugar como importador en la UE y el quinto (5to) en el mercado de exportación, la Unión Europea es el primer socio comercial de Turquía.

De acuerdo con el modelo de desarrollo de la exportación seguido desde 1980, la exportación se ha tornado importante para Turquía, tanto en términos de calidad y cantidad. Iniciándose en 1980 y continuando hasta mediados de los 90’s, se han observado acontecimientos importantes en la cuota de mercado producida por productos industriales de fabricación intensiva tales como textiles, vestido, hierro y acero y productos alimenticios. Tras el establecimiento de la Unión Aduanera con la Unión Europea en 1996, Turquía ha ingresado en un proceso de transformación estructural en términos de producción industrial. Los avances, en los últimos años, muestran que la producción y la exportación han aumentado considerablemente en los sectores de alta tecnología donde los productos incluyen maquinaria y equipos eléctricos y electrónicos; así como en la industria automotriz.

Hoy, como un país que está bien integrado en el mercado Europeo a través de la Unión Aduanera; las empresas turcas poseen un alto nivel de experiencia y poder competitivo en producción y en las actividades relacionadas con la exportación. También han accedido y establecido su presencia en otras regiones económicas en alza tales como Medio Oriente, los países del Golfo, África, CEI (Comunidad de Estados Independientes) y Asia-Pacífico.

Un éxito similar se ha logrado en términos de “Inversión Extranjera Directa”. Gracias a la estabilidad económica y las políticas favorables de negocios del gobierno, el volumen global de inversión en Turquía desde 2005 ha llegado a USD 144 mil millones

Turquía se ha convertido en uno de los países líderes en el sector del turismo mundial como resultado de las inversiones que iniciaron en 1982 y que se incrementaron en la década del 2000. Es un destino turístico muy conocido y el turismo sigue siendo la principal fuente de ingresos para la economía turca. Turquía es actualmente el sexto destino turístico más popular del mundo, atrayendo a más de 35 millones de turistas cada año, y el número sigue aumentando.

En comparación con el año 2013, el número de turistas extranjeros que visitan Turquía aumentó en 5.5% en 2014 y llegó a 36.8 millones (sin incluir a los ciudadanos turcos residentes en el extranjero). Los ingresos por turismo también registraron un incremento de 6.2% y superaron los USD 34.3 mil millones en 2014. El crecimiento enérgico y continuo de la industria del turismo en Turquía no se perjudica por los efectos negativos de la crisis económica mundial y la reciente crisis regional. El año 2015 ha sido muy prometedor en este sentido. Según información publicada por el Instituto Estadístico de Turquía (TUIK), los ingresos por turismo fueron $ 4.87 mil millones en el primer trimestre del año, experimentando una mejora de 1.3% respecto al mismo periodo en 2014. Turquía dio la bienvenida a más de 5.3 millones de visitantes en el primer trimestre del año, un incremento del 5.5 por ciento respecto al mismo trimestre en 2014. Los ingresos por turismo han sido una fuente valiosa de divisas extranjeras para el país, tal como un gran déficit en cuenta corriente hace a la economía vulnerable a choques externos.

El turismo médico es también muy importante en ese sentido. Turquía ofrece servicios de salud asequibles y de alta calidad gracias a su fuerza laboral bien educada y su ubicación en el mundo. La ubicación de Turquía, a sólo 2 o 3 horas de vuelo desde las principales ciudades de Europa y Medio Oriente y también su industria turística desarrollada son ventajas que están trayendo más pacientes. De aproximadamente 40 millones de turistas que visitaron Turquía el año pasado, alrededor de medio millón vinieron para realizarse procedimientos quirúrgicos desde trasplante de pelo y liposucción hasta cáncer y tratamiento ortopédico según información del Instituto turco de Estadísticas. El número de turistas de turismo médico que visitaron Turquía ascendió a 414,658; incluyendo los 86.011 ciudadanos turcos que viven en el extranjero; con ingresos que llegaron a cerca de mil millones, un aumento del 75% en visitas de turismo médico al país comparado con los 188.295 en 2013.

Turquía ha registrado, en un periodo de tiempo corto, progresos significativos a escala económica mundial como una economía emergente excepcional: la 17ma economía más grande del mundo y la 6ta más grande entre los países de la Unión Europea, de acuerdo con cifras del PBI (PPP-Paridad de poder adquisitivo) en 2014.

Los progresos notables realizados en el sector de educación en las últimas dos décadas también contribuyeron al reciente éxito económico de Turquía. Turquía ha logrado brindar educación primaria casi universal (tasa neta de matrícula de 98%) y ha aumentado significativamente la tasa neta de matrícula en educación secundaria (70%).

El número de universidades se ha incrementado dramáticamente durante la última década. Se han creado alrededor de 100 universidades nuevas desde el 2006. A partir de septiembre de 2014, hay 176 universidades en Turquía. Con el dramático incremento en el número de instituciones de educación superior en la última década, la educación superior se ha vuelto más accesible en Turquía. A partir del 2014, habian aproximadamente 5.5 millones de estudiantes de educación superior en Turquía. Cerca del 39% de estos estudiantes llevaron a cabo sus estudios a través de educación a distancia, la mayoría en Facultades de Educación Abierta y 61% mediante educación presencial. Con los acontecimientos recientes, la tasa de matrícula de educación superior bruta en Turquía para el grupo de edad correspondiente ha superado el 70%. El número de estudiantes internacionales es de alrededor de 55.000 en 2014. Además, con más de 80.000 estudiantes internacionales que estudian en el extranjero; Turquía es uno de los países top en envío de estudiantes en el mundo de acuerdo a las cifras de OCDE.

Los estudiantes internacionales que desean llevar a cabo sus estudios de pregrado en Turquía deben haber completado su educación secundaria en una escuela secundaria. Ellos postulan directamente a la universidad de su elección la cual realiza su propio proceso de selección. Los estudiantes internacionales que deseen realizar sus estudios de postgrado en Turquía también postulan directamente a las universidades que establecen sus propios requisitos de admisión.

“Estudia en Turquía” es un nuevo sitio web desarrollado por el Consejo de Educación Superior para informar a los estudiantes internacionales sobre el sistema de educación superior en Turquía. En el sitio web (http://www.studyinturkey.gov.tr/) los estudiantes pueden usar el “buscador edufinder” y elegir el idioma, tipo, ciudad y área de estudio con el fin de encontrar la mejor opción. No sólo se obtiene información general sobre el sistema educativo turco sino también hay información sobre becas, experiencias de estudiantes internacionales, condiciones de vida, cultura, etc Hasta ahora, el sitio web se presenta en tres idiomas turco, inglés y ruso pero otros idiomas como el árabe, chino, francés y español se agregarán pronto. También pueden seguir a “Estudia en Turquía” en las redes sociales a través de Facebook, Twitter y Youtube.

En cuanto a la ayuda financiera para los estudiantes, hay varios tipos de becas disponibles tanto para turcos como para estudiantes internacionales. Entre estas, “Becas turcas” es el más importante programa de becas de educación superior financiado por el gobierno y diseñado para todos los estudiantes internacionales en todos los niveles de las instituciones de educación superior en Turquía. El Consejo de Educación Superior coloca a los estudiantes en una universidad después de realizar el procedimiento de selección llevado a cabo por la Presidencia de Turcos en el Extranjero y Comunidades Relacionadas. Los estudiantes del programa “Becas Turcas” reciben una asignación mensual y pueden permanecer en los dormitorios universitarios sin pagar ninguna cuota. Los becarios no pagan la matrícula u otros gastos educativos para sus estudios y están cubiertos por el seguro de salud pública. Además los estudiantes de “Becas Turcas” obtienen cierta cantidad de dinero para sus gastos de transporte en su primera llegada a Turquía y para su partida después de la graduación. Para obtener información más detallada, pueden visitar http://www.turkiyeburslari.gov.tr

El progreso de Turquía también es visible en relación con la implementación de las políticas activas del mercado laboral para el empleo, la mitigación de la pobreza y la mejora de la distribución del ingreso para lograr un crecimiento inclusivo. 6 millones de nuevos puestos de trabajo se crearon después de la crisis económica como resultado de las políticas de mercado de trabajo bien orientadas y el fuerte rendimiento de crecimiento de la economía. En la última década, Turquía ha reducido su disparidad de ingresos y se ha convertido en uno de los países con mejores resultados en la reducción del índice de Gini entre los países de la OCDE (El índice de Gini es una medida de dispersión estadística destinada a representar la distribución de los ingresos de los residentes de un país que se utiliza para medir la desigualdad).

Este desempeño económico exitoso ha permitido a Turquía promover y apoyar los esfuerzos de creación de capacidad y desarrollo de otros países. En la búsqueda de nuestra política exterior multidimensional y orientada al ser humano, Turquía mantiene su posición como país donante, con cifras de desarrollo oficial que alcanza los 3.3 mil millones y ayuda humanitaria de 1.6 mil millones. Somos el tercer país que ofrece ayuda oficial para el desarrollo en el mundo.

Con sus fuertes vínculos comerciales y financieros en la economía mundial, Turquía concede gran importancia al establecimiento de vínculos regionales e internacionales sólidos y duraderos basados en la comprensión mutua y la cooperación. Turquía participa activamente en una amplia gama de organizaciones líderes regionales e internacionales líderes tales como Naciones Unidas, Organización del Tratado de Atlántico Norte (OTAN), Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Organización Mundial del Comercio (OMC), Organización de Cooperación Económica (OCE), Organización para la Conferencia Islámica (OIC), Cooperación Económica del Mar Negro (BSEC), Banco Internacional para la Reconstrucción y el Desarrollo (IBRD), Banco de Desarrollo de Asia, Fondo Monetario Internacional (FMI), y el Grupo de los Veinte Ministros de Finanzas y Gobernadores del Banco Central de Reserva (G20 Naciones Desarrolladas).

Como “Primer foro para la cooperación internacional”, los países miembros del G20 representan 90% del PBI global, 80% del comercio global internacional, dos terceras partes de la población del mundo y 84% de todas las emisiones de combustibles fósiles. Al ser un miembro activo del G-20, Turquía asumió la presidencia del G-20 en 2015. Durante su presidencia, Turquía tendrá un rol importante en determinar y dirigir la agenda de desarrollo económico y financiero internacional. El 2015 será un año en que el G-20 centrará sus esfuerzos en garantizar el crecimiento inclusivo y fuerte a través de la acción colectiva.

Damas y caballeros,
Después de las observaciones hechas sobre las perspectivas económicas de Turquía, permítanme hacer una breve reseña de las relaciones comerciales Turquía –Perú.

Nuestros registros indican que el comercio de Turquía con Perú totalizó $ 363 millones de Dólares en 2014. Las exportaciones desde Turquía alcanzaron 288 millones de Dólares y las importaciones de Perú ascendieron a 75 millones de dólares. El volumen de comercio bilateral total ha alcanzado 362 millones de Dólares en 2014 y representa 213 millones de Dólares un superávit comercial a favor de Turquía.

Aunque la disminución de 20% en las exportaciones de Perú a Turquía durante el año pasado ha causado un ligero descenso; el volumen total de comercio ha mostrado un progreso significativo en los últimos diez años. Cuando nos fijamos en las cifras, el volumen total de comercio bilateral fue de 56 millones de Dólares en 2004. Después de diez años, alcanzó 362 millones de Dólares que representan un aumento de 600%. Sin embargo, ¿debemos preguntarnos si se trata de un nivel satisfactorio? ¿Hemos utilizado todo el potencial? Permítanme comentar sobre este tema.

Primero, a pesar del progreso significativo en el comercio bilateral desde 2004 a 2014, creo que el potencial comercial Turco-peruano sigue siendo desaprovechado. ¿Por qué y cómo llegué a esta conclusión? La respuesta es bastante simple. Cuando nos fijamos en el comercio exterior total de ambos países, veremos que el volumen de exportación a Turquía en 2014 fue 157 mil millones de Dólares, las importaciones fueron 242 mil millones de Dólares y el volumen total de comercio fue 399 mil millones. Del mismo modo, en 2014, las exportaciones peruanas fueron 38 mil millones de dólares, las importaciones 42 mil millones de Dólares y el volumen total de comercio fue 80 mil millones de Dólares. El volumen de comercio bilateral entre Turquía y Perú representa menos del 1% del comercio total de ambos lados. Es por eso que no debemos dejar que las cifras nos engañen. Por supuesto, un aumento de 600% en diez años parece bueno pero sigue siendo muy modesto.

Segundo, la composición del comercio parece ser bastante frágil. 76% de las exportaciones de Turquía a Perú (220 millones de los 288) se componen de hierro y productos de acero no aleado. La situación tampoco es muy diferente para los productos peruanos. 42% de las exportaciones peruanas a Turquía (31.6 millones de 74.8) está compuesta de zinc y mineral de plomo. Con el fin de tener una estructura comercial sana, ambas partes necesitan diversificar sus productos de comercio exterior. De lo contrario, el futuro del comercio bilateral entre nuestros países estará a merced de la evolución de las industrias de hierro-acero y las industrias mineras. En dicho caso, al estar expuestos a las crisis sectoriales, las relaciones comerciales entre Turquía y Perú estarán en riesgo.

Y tercero, creo que además de los artículos tradicionales; los productos no tradicionales tienen un gran potencial en el comercio bilateral. Cuando hacemos un análisis exhaustivo de la estructura del comercio actual, podemos establecer esto como un hecho. Por ejemplo, simplemente revisando los materiales de importación de Turquía; me enteré que Turquía importa lana lavada y secada de Uruguay. Uno de mis amigos peruanos me dijo una vez que Perú también vende lana no lavada a Uruguay. Tomando en cuenta que Turquía produce casi todo tipo de maquinaria industrial, la lógica simple nos señala que Turquía puede vender máquinas de lavado a Perú y a cambio Perú puede usarlas para producir lana limpia y venderla directamente a Turquía. Esta fue una observación rápida, al realizar un análisis cuidadoso. Considero que podemos encontrar muchos nuevos productos para comprar y vender entre Turquía y Perú.

Distinguidos invitados,
A raíz de las observaciones sobre las perspectivas económicas de Turquía y las relaciones bilaterales; permítanme referirme ligeramente a las medidas para fortalecer las relaciones económicas y comerciales. No quiero tomar mucho de su tiempo, así que trataré de hacerlo brevemente.

Desde mi perspectiva, la finalización del marco jurídico y la creación de un ambiente amigable para la inversión en nuestros países son elementos claves para mejorar las relaciones económicas bilaterales y la cooperación.

Finalización del Marco Legal
Un marco jurídico sólido (tal como los Acuerdos de Libre Comercio (TLCs), el acuerdo para evitar la doble imposición tributaria y la prevención de la evasión fiscal y el acuerdo de protección mutua y promoción de las inversiones) ha demostrado ser una de las mejores maneras de abrir los mercados extranjeros a los exportadores. Los acuerdos comerciales reducen las barreras para las exportaciones, protegen los intereses de las empresas y mejoran el estado de derecho en los países socios. La reducción de las barreras comerciales y la creación de un entorno comercial y de inversión más estable y transparente permiten que las empresas exporten, de forma más fácil y económica, sus productos y servicios a los mercados de los socios comerciales.

Tratados de Libre Comercio
No hablaré en detalle sobre todos los acuerdos económicos pero permítanme hablar sobre los TLC´s brevemente. Un TLA permite competir en un campo más amplio de juego con empresas locales en el país socio. Por lo tanto, desempeña un rol muy importante en el desarrollo del comercio exterior y el aumento del poder de competencia de los exportadores. Además, aumenta las inversiones mutuas y crea un entorno comercial más estable y transparente porque los bienes objeto de comercio se benefician de las preferencias previstas en los acuerdos sobre la base de las reglas de origen.

En virtud de un TLC; una variedad de bienes y servicio turcos se benefician de la reducción o eliminación de las barreras arancelarias y no arancelarias al comercio tales como cuotas o barreras técnicas. Es importante señalar que cada TLC cubre diferentes sectores de la industria y contiene diferentes disposiciones dependiendo de la contraparte. Por ejemplo, algunos de los TLC más recientes de Turquía van más allá de la eliminación de las barreras comerciales “tradicionales” y cubren las áreas de propiedad intelectual y también los capítulos de inversión.

La estructura jurídica de los acuerdos de libre comercio de Turquía y los regímenes preferenciales autónomos se basan en la Unión Aduanera entre Turquía y la Unión Europea, en la que se implementa un arancel aduanero común para los terceros países. Turquía ha armonizado su política comercial con la Política Comercial Común de la UE. La parte más importante de la política comercial de Turquía aplicada a terceros países es el régimen de comercio preferencial junto con el Arancel Aduanero Común.

Turquía ha concluido TLCs con 30 países hasta el momento. 11 de los TLCs fueron derogados porque estos países se unieron a la UE. En la actualidad, Turquía tiene acuerdos de libre comercio vigentes con 17 países que proporcionan una ventaja competitiva a través de una amplia gama de sectores. Los países con los que compartimos un TLC son países EFTA (Asociación Europea de Libre Comercio - Noruega, Suiza, Islandia, Liechtenstein), Macedonia, Bosnia-Herzegovina, Albania, Israel, Palestina, Marruecos, Túnez, Egipto, Siria, Georgia, Serbia, Montenegro, Chile, Jordania, Corea del Sur y Mauritania. Después que se completen los procedimientos de ratificación interna, los acuerdos con Kosovo, Líbano y Malasia también entrarán en vigencia. Además, hemos empezado negociaciones con numerosos países tales como Moldavia, Gana, Ucrania, Colombia, Ecuador, República Democrática del Congo, Camerún, Seychelles, Consejo de Cooperación del Golfo, Libia, Mercosur, Islas Feroe, Japón, Singapur, México y Perú.

Los TLCs desempeñan un rol crucial en el comercio exterior turco. El Comercio exterior de Turquía tiene una tendencia a crecer más significativamente con los socios del TLC. Entre el 2000-2013, las exportaciones totales de Turquía aumentaron 446% mientras que las exportaciones a los socios del TLC turco se incrementaron en 551% en el mismo periodo. La exportación a los socios del TLC, que era alrededor de 2.2 mil millones de Dólares en el 2000 alcanzó 14.5 mil millones de Dólares en 2013. Para el mismo periodo, las importaciones a Turquía por partes de los socios ha crecido en 280%. Las importaciones de los socios del TLC fueron alrededor de 2.8 mil millones de dólares en el 2000 registrando 10.7 mil millones de Dólares en 2013. En el caso de Corea del Sur, la importación hacia Turquía desde los países socios creció 24% en 2014.

Al respecto, me gustaría informarles sobre las negociaciones del TLC entre Turquía-Perú. La tercera ronda de negociaciones se realizó en Ankara del 5 al 8 de Mayo. Ya que se trata de un acuerdo muy detallado y exhaustivo, las negociaciones se realizan en 9 grupos de trabajo con el propósito de concluir el TLC lo más pronto posible.

Además de estos 9 grupos de trabajo, se realizó progreso significativo en comercio de servicios, derechos de propiedad intelectual, barreras técnicas al comercio, medidas sanitarias y fitosanitarias, medidas comerciales correctivas, temas legales e institucionales y capítulos de política de competencias. Se acordó que los temas aún no resueltos en estos capítulos serían manejados antes y durante la siguiente ronda. Durante la tercera ronda, se hicieron relativamente menos progresos en relación a los capítulos de “acceso al mercado” y “reglas de origen”. Sin embargo, estoy seguro que con el compromiso de las dos partes que negocian el TLC, las cuestiones pendientes se resolverán en las siguientes rondas para finalizar el acuerdo.

Creación de un ambiente propicio para la inversión
Desde mi punto de vista, otro gran paso para incrementar las relaciones económicas bilaterales sería la creación de un ambiente propicio para la inversión en nuestros países. Además es muy importante firmar tratados de índole económicos, promover la igualdad de trato entre las empresas extranjeras y locales en el mercado interno y organizar medidas arbitrarias para resolver de forma oportuna las disputas de los inversionistas. Esos pasos son necesarios para crear un ambiente amigable y libre de malos entendidos con el propósito de facilitar las decisiones de inversión y generar confianza y fe en los inversionistas.

Permítanme darles algunos ejemplos sobre lo que los gobiernos turcos han realizado en este sentido. Para crear políticas favorables de negocios y un ambiente propicio para los inversionistas, los gobiernos turcos han promulgado numerosas leyes. De acuerdo con la “Ley de Inversión Extranjera Directa” publicada el 6 de junio de 2003, se han suprimido varios permisos y procedimientos relacionados que obstruyen la inversión extranjera. El tiempo necesario para iniciar un negocio se reduce a 6 días con esta nueva ley mientras que el promedio entre los miembros de la OCDE es de más de 11 días (Informe “Doing Business” del Banco Mundial 2014). Actualmente, no hay necesidad de obtener permiso para realizar una inversión.

La nueva ley garantiza un trato local y derechos integrales para el inversionista. Todas las empresas establecidas con contribución de capital extranjero en virtud de las normas del Código de Comercio turco se consideran como empresas turcas. Por lo tanto, tal como se establece en la constitución y otras leyes; se aplica igualdad de trato, tanto en derechos y responsabilidades, a todas las empresas.

Por otra parte, Turquía también reconoce la competencia de los mecanismos internacionales de arbitraje. Turquía es parte de numerosos Tratados Bilaterales de Inversión (TBI) y del Tratado sobre la carta de energía. En virtud de estos tratados de inversión, Turquía ofrece a los inversionistas una amplia variedad de derechos tales como trato justo y equitativo, plena protección y seguridad, un trato no discriminatorio, trato local y trato a la nación más favorecida. Además, en virtud de estos tratados; Turquía da su consentimiento a una serie de mecanismos de arbitraje de inversión tales como el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a la Inversión (CIADI) y la comisión de la Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional (CNUDMI) para resolver las controversias que surjan de los reclamos de violación del tratado de los inversionistas.

Como resultado de la atmósfera óptima de negocios establecida a través de dichas medidas, Turquía ha comenzado a aumentar las cantidades crecientes de capital extranjero. La rápida recuperación de la crisis del 2001, los grandes proyectos de privatización, la estabilidad prolongada que coincide con liquidez excesiva en los mercados internacionales y el inicio del proceso de adhesión a la UE han contribuido a este fin. Según la encuesta de UNCTAD (Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo CNUCYD), el 10% de las agencias de promoción de inversiones eligieron a Turquía como una de las fuentes más prometedoras de IED para el 2013-2015. Turquía también se colocó en la posición 51 del ranking de 189 economías con las cuales es fácil hacer negocios elaborada por el Banco Mundial (2014) y en la posición 57 del ranking de 145 economías del Índice para Hacer Negocios elaborado por Forbes (valores calculados en diciembre de 2013).

Con su posición transcontinental, Turquía se ha convertido en un destino ideal de inversión entre Asia, el centro del crecimiento mundial, y la Zona Euro, el mayor mercado unitario. Hoy, Estambul no sólo es el centro de negocios de la región; es el centro de la diplomacia global, un importante centro de transporte; así como un muy concurrido destino cultural y turístico. También está construyendo rápidamente su infraestructura tecnológica y financiera con el fin de convertirse en un centro financiero global. Al tener dicha posición transcontinental en el mercado mundial, cada vez más empresas multinacionales están estableciendo sus sedes en Estambul, no sólo por el enorme mercado interno de Turquía sino también con el propósito de facilitar el acceso a la región.

Actualmente más de 41,000 empresas extranjeras operan en Turquía para capitalizar las variadas oportunidades que ofrece el país. Gracias a la estabilidad económica y las políticas favorables de negocios establecidas por el gobierno, Turquía recientemente ha recibido numerosas inversiones extranjeras significativas atrayendo un total de US $144 mil millones entre los periodos 2005-2014.

Las inversiones extranjeras realizadas por empresas turcas también están aumentando significativamente en los últimos años. Los empresarios turcos han incrementado sus actividades en los países vecinos; así como en otros países de la región. Esto es más visible en el negocio de la construcción. Los contratistas turcos han completado con éxito 7.000 proyectos en 100 países de todo el mundo a finales de 2013. La facturación total del sector construcción e ingeniería turco ha alcanzado 242 mil millones de Dólares. 33 empresas turcas se enumeran entre los 225 principales contratistas internacionales en 2013, después de las empresas chinas.

Cuando nos fijamos en las cifras de los últimos cinco años, el volumen de las inversiones extranjeras directas de Turquía llegó a
1.8 mil millones de Dólares en 2010,
2.5 mil millones de dólares en 2011,
4.3 mil millones en 2012 y
3.2 mil millones en 2013.
5.2 mil millones de Dólares en 2014
Sin incluir los 3.3 mil millones de Dólares por la compra de la empresa United Biscuit adquirida por ULKER, un importante fabricante turco de productos alimenticios. La mayor parte de las inversiones turcas en 2014 fueron en Azerbaiyán (1.9 millones), Los Países Bajos (776 millones), El Reino Unido (494 millones) y los Estados Unidos (449 millones).

En conclusión, la economía turca ha demostrado una notable actuación con su crecimiento constante en la última década. Una estrategia macroeconómica producida en combinación con políticas fiscales prudentes y principales reformas estructurales ha integrado la economía turca al mundo globalizado mientras que transforma al país en uno de los principales receptores de inversión extranjera directa en la región. El crecimiento estable y continuo de su economía, su ubicación estratégica con fuertes vínculos históricos y culturales que permiten que los inversionistas y socios comerciales tengan acceso a los mercados de la UE, los Balcanes, Medio Oriente, Asia Central y África del Norte, así como su distribución demográfica favorable con una muy alta proporción de jóvenes, lo que conduce a un enorme potencial de demanda, hacen de Turquía un socio comercial confiable y lucrativo en términos de comercio bilateral y el centro de la atracción para los inversionistas extranjeros.

El volumen de comercio bilateral Turco-Peruano está creciendo de manera constante pero su posición actual está lejos de su potencial. Con la ayuda de los lazos políticos, sociales y culturales, queremos lograr niveles satisfactorios en las relaciones comerciales.

Gracias

Pazartesi - Cuma

09.00 - 13.00 / 14.00 - 16.00

Konsolosluk Saatleri: 09.00- 12.00
1.1.2019 1.1.2019 Yeni Yıl
18.4.2019 19.4.2019 Paskalya Bayramı
1.5.2019 1.5.2019 İşçi Bayramı
4.6.2019 4.6.2019 Ramazan Bayramı
29.6.2019 29.6.2019 Aziz Peter and Aziz Paul Günü
11.8.2019 11.8.2019 Kurban Bayramı
30.8.2019 30.8.2019 Santa Rosa Günü
8.10.2019 8.10.2019 Angamos Savaşının Yıldönümü
29.10.2019 29.10.2019 Cumhuriyet Bayramı
1.11.2019 1.11.2019 Tüm Azizler Günü
8.12.2019 8.12.2019 Meryem Ana Günü
25.12.2019 25.12.2019 Noel Bayramı
28.7.2020 29.7.2020 Ulusal Bağımsızlık Günü